Proceso de Obra

Parque inundable en el Zanjón de la Aguada comienza a construirse en diciembre

By octubre 16, 2015 noviembre 18th, 2018 No Comments

El megaproyecto de $39.000 millones bordea 4,5 km de Av. Isabel Riquelme, desde Vicuña Mackenna hasta Club Hípico.

Mientras el río Mapocho, con sus parques, se convertía en el principal espacio cívico de la ciudad, el Zanjón de la Aguada, su torrente gemelo y el principal receptor de aguas lluvias de la capital, se consolidó como el patio trasero de Santiago, con inundaciones que anegaban las calles y casas por más de 60 hectáreas en días de lluvia. Pero un nuevo proyecto de parque inundable comenzará a cambiarle la cara a este sector históricamente estigmatizado como “la costanera de los pobres”.

El sistema, basado en experiencias exitosas del Parque Colector de Denver, o en el Parque Fluvial del Besós en Barcelona, consiste en que cuando haya desbordes en el Zanjón de la Aguada por lluvias intensas, las aguas se rebasen sobre el futuro parque y no sobre la calle. Y que el resto del año ese mismo espacio se pueda usar con fines recreacionales.

Este parque longitudinal, de 39 mil millones de pesos, comenzará su construcción en diciembre y tendrá una extensión de 4,5 kilómetros, bordeando el Zanjón por Av. Isabel Riquelme, desde Vicuña Mackenna hasta Club Hípico. Aportará 41 nuevas hectáreas de áreas verdes a las comunas aledañas: Macul, San Joaquín, Santiago, San Miguel y Pedro Aguirre Cerda. Incluye canchas de futbolito, tenis y multicanchas, zona de picnic, dos anfiteatros, una pista de patinaje, una laguna, un canal ornamental (cuyas aguas pasarán por una miniplanta de tratamiento y también servirán para regar el parque) y 4,5 km de ciclovías.

El proyecto, además, limpiará definitivamente sus aguas. “En días de mucha lluvia los colectores de Aguas Andinas pueden descargar hacia el Zanjón aguas servidas que se mezclan con las aguas lluvias. El proyecto separa con un muro esas aguas servidas para que no entren al parque por ningún motivo”, asegura Milo Millán, jefe de la división de cauces y drenaje urbano del MOP.

“El proyecto La Aguada impulsa la recuperación urbana de sectores que rodean el centro histórico de Santiago, actualmente convertidos en sitios eriazos, basurales y zonas industriales”, afirma el ministro de Obras Públicas, Hernán de Solminihac. Además, agrega, este es un sector estratégico de la ciudad: está cerca del centro, tiene la Línea 2 y 5 del Metro, la futura Línea 6, hay varios corredores de Transantiago, la Autopista Central y el nuevo Centro de Justicia.

“La idea es que crear el equivalente al Parque Forestal, pero en la zona sur de la ciudad de Santiago”, dice Millán.

Cómo funciona

El parque inundable tendrá tres niveles de manejo de las aguas: el primero, de caudales normales de hasta 94 m3 de agua por segundo pasan por el ducto ya existente. En el segundo, cuando el caudal supere los 94 m3, el agua del canal se rebasará hacia el parque, que tendrá un diseño de pendientes y paisajismo preparado para contener el agua. “Esto ocurriría año por medio, con las lluvias grandes. Serán tres días en que el parque estará inundado”, explica Millar. En un tercer nivel, están contempladas las grandes crecidas que ocurren cada 10 y cada 100 años. En este caso, se inundarán completamente las canchas y la laguna ubicadas en el parque a la altura de Avenida Las Industrias.

“Un parque continuo a lo largo del sector de Isabel Riquelme va a generar dinámicas de poblamiento, de valorización de los suelos y va a quitarle el estigma que tenia el Zanjón de la Aguada”, finaliza Pablo Allard, arquitecto que participó en la propuesta original del proyecto entre 2003 y 2005, en la Unidad de Servicios Externos de la Arquitectura de la UC.